Bandera de Nueva Zelanda

Para el pueblo neozelandés es muy importante y significativo su bandera, le tienen gran respeto y estima. Ellos la ondean en todos los edificios gubernamentales y en sus casas y locales comerciales porque representa para la población un gran símbolo de unidad que la utilizan siempre, tanto en celebraciones y en situaciones de dolor, se trata de la Bandera de Nueva Zelanda.

Es un buen momento para conocer y descubrir este gran emblema. ¡Quédate y comencemos este recorrido!

Descripción y significado de la bandera de Nueva Zelanda

La bandera de Nueva Zelanda tiene casi 120 años de vida oficial, y lleva consigo una riqueza cultural principalmente de influencia británica. Su aspecto actual es oficial desde el año 1902 cuando fue declarada como insignia nacional. 

La descripción de la bandera y el significado de sus colores y figuras es la siguiente:

  • Un fondo Azul marino: que representa a la Armada Real británica
  • La figura de la bandera oficial del Reino Unido: también conocida como Union Flag: curiosamente esa figura en forma de cruz, que se ubica en la esquina superior izquierda, corresponde a la suma de las tres cruces de las banderas de Inglaterra, Irlanda del Norte y Escocia, las tres naciones que históricamente conforman el Reino Unido
  • Cuatro estrellas rojas con bordes blancos: en el lado derecho, dispuestas simulando la Cruz del Sur, por ser esta cruz el punto específico que permite la orientación del hemisferio sur y precisamente Nueva Zelanda se ubica justo en esa parte

Con la figura de la Union Flag, la población recuerda que nueva Zelanda en el pasado formó parte del Imperio Británico y además que en la actualidad es una nación soberana, con fuertes lazos desde el punto de vista económico y político con el Reino Unido.

Historia de la bandera de Nueva Zelanda

El origen de la bandera de Nueva Zelanda inicia con un extraño acontecimiento sucedido en el año 1866, cuando la flota de dos barcos provenientes de Nueva Zelanda fue descubierta por otra flota del Reino Unido ondeando la bandera naval británica y no la de ellos mismos.

Eso sucedió porque para ese momento Nueva Zelanda era una de las colonias que conformaban el Imperio Británico y todos los barcos estaban obligados a desplegar la bandera naval británica. Para el gobierno de Nueva Zelanda fue una situación degradante y para repararla tuvo la idea de colocar sus iniciales NZ en la bandera.

Pero rápidamente esa modificación hecha fue cambiada por Sir Albert Hastings un almirante que ingeniosamente le añadió la Cruz del Sur a la bandera británica, que es la constelación más importante del hemisferio austral. 

Esta ingeniosa modificación hecha por el almirante se empezó a utilizar de manera oficial en todos los barcos de Nueva Zelanda y se extendió en las infraestructuras gubernamentales, los hogares y en todas partes. Fue adoptada como identidad nacional por toda la población neozelandés, declarada entonces en el año 1902 como Bandera Nacional.

Desde entonces ha sido la única bandera de Nueva Zelanda sin ningún tipo de modificación. Pero en el 2014 al primer ministro John Key se le ocurrió la idea de organizar un referéndum que se cumplió en dos etapas, una en el 2015 y otra en el 2016, para preguntar a la población si querían cambiar la bandera por un nuevo diseño o conservar la que tenían

Para noviembre 2015 se realiza la primera parte y la población seleccionó un nuevo modelo con colores negro, blanco y azul, con una hoja en forma de helecho color plateada en la parte izquierda y las 4 estrellas rojas con orillo blanco en forma de la Cruz del Sur. Este modelo iría a la segunda vuelta del referéndum.

En la segunda parte del referéndum que se realizó en marzo del 2016 el 57 % de la población prefirió quedarse con la bandera tradicional, así que el proceso fue catalogado por los críticos como un fracaso del gobierno y criticado duramente por la gran cantidad de dinero invertido en un proceso con propuestas de cambio de bandera poco atractivas.

La Bandera de Nueva Zelanda seguirá siendo la misma de hace 120 años, la población votó y así lo eligió. Sigue el modelo que la historia le otorgó, cargado de la influencia determinante por haber sido parte del Imperio Británico y que les otorga el significado de unidad. Una historia digna de conocer y difundir.